Potaje de garbanzos

Buenas recetas de potaje de garbanzos

Con chorizo

Con chorizo

Para hacer un buen potaje, hay que utilizar dos ingredientes fundamentales: el primero es el laurel, y el segundo es un buen sofrito. Creo que una o dos hojas de laurel tienen que estar si o si en cualquier guiso de cuchara, pues les aporta un sabor muy sabroso.

El sofrito es indispensable en muchos platos, como paellas, guisos y carnes. Es importante utilizar cebolla, ajo y tomate triturado, aunque también se le pueden añadir zanahorias y pimientos como en la receta de hoy. Es un poco al gusto de cada consumidor.

Este plato resulta perfecto en invierno, y se puede sustituir los garbanzos por cualquier otra legumbre, pero entonces ya no se llamaría potaje de garbanzos.

Lista de ingredientes

  • 500 gr de garbanzos secos (en remojo la noche anterior)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 2 cebollas grandes, picadas gruesas
  • 4 o más dientes de ajo, cortados en láminas
  • 1/2 pimiento verde, cortados en trozos grandes
  • 1/2 pimiento rojo, cortados en trozos grandes
  • 2 zanahorias, a la mitad verticalmente y en rodajas
  • 1 lata de tomate triturado
  • 400 gr de chorizo en rodajas
  • 1 hoja de laurel
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • 1 litro de agua o caldo de verduras
  • Sal, al gusto

¿Cómo se hace la receta?

Para hacer esta receta, tienes que poner los garbanzos remojados en agua y sal la noche anterior, para que por lo menos estén 8 horas en agua. El día siguiente, escurre el agua del remojo y pon los garbanzos en una olla.

Cubre los garbanzos con agua y caliéntalos a fuego lento durante 1,5 horas. Si los haces con una olla a presión, el tiempo se reducirá considerablemente. Los garbanzos no se cocerán del todo en ese tiempo, y no quieres que lo hagan, porque le queda otra hora de cocción por delante.

Por otra parte, en otra cazuela añade el aceite de oliva y caliéntalo a fuego medio. Añade la cebolla picada, el ajo y los pimientos troceados. Cocínalo durante 10-15 minutos, hasta tener un sofrito blando.

Incorpora el chorizo en rodajas, las zanahorias, el tomate, las hojas de laurel, el pimentón y el agua. Aumenta la temperatura para que llegue a ebullición y cuando empiece a hervir, reduce el calor para que se cocine a fuego lento.

En ese momento, añade los garbanzos medio cocidos, tápalo y deja que se cocine 1 hora a fuego lento. Pasado ese tiempo, comprueba si la cocción de todos los ingredientes es la adecuada, sobre todo la de los garbanzos, ya que es posible que algunas legumbres se hayan desecho.

Sazónalo a tu gusto y sírvelo en caliente.