Potaje de garbanzos

Buenas recetas de potaje de garbanzos

Potaje de garbanzos y espinacas

Potaje de garbanzos y espinacas

Este potaje, como todos los demás, comienza con un sofrito. Y daremos un toque especial al potaje de garbanzos con espinacas. No hay mejor base para cualquier cocido o potaje, un buen sofrito hecho con cebolla, ajo, tomate, pimiento, todas las verduritas que podamos añadir.

Las hierbas aromáticas como el romero o el laurel tampoco pueden faltar en estos guisos caseros, así que si no tienes hojas frescas, puedes usarlos secos o molidos.

Una vez que tengamos todos los ingredientes en la olla, no hay mucho que hacer, aparte de disfrutar del aroma que emana de este potaje mientras se cocina lentamente.

Es importante poner a remojar los garbanzos el día antes ya que sino la cocción se puede alargar más horas, debido a que los garbanzos tardan en ablandarse.

Estos son los ingredientes que necesitaremos para hacer la receta:

  • 450 gramos de garbanzos secos, remojados durante la noche
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 4 dientes de ajo, picados
  • 1 cebolla grande, finamente picada
  • 1 hoja de romero
  • 1 hoja de laurel
  • 800 gramos de tomates italianos triturados
  • 250 gramos de chorizo
  • 500 gramos de espinacas
  • Sal
  • Pimienta negra recién molida

¿Cómo se prepara el potaje con espinacas?

La noche anterior ponemos los garbanzos en un bol cubiertos con agua fría. Al día siguiente, los escurrimos y los colocamos en una cazuela, los cubrimos con agua y los llevamos a ebullición. Bajamos el fuego y dejamos que cuezan a fuego lento hasta que estén tiernos, alrededor de 2 horas.

Si vemos que el agua se ha consumido, añadimos más para que no se quemen. Cuando estén tiernos, guardamos 1 taza del agua de cocción y escurrimos los garbanzos. Reservamos.

En otra cazuela, calentamos 2 cucharadas de aceite de oliva. Añadimos el ajo y la cebolla picada, las hojas de romero y laurel, y cocinamos todo a fuego medio hasta que la cebolla se ablande, unos 10 minutos aproximadamente.

A continuación, agregamos los tomates triturados y cocemos todo a fuego alto, hasta que empiece a saltar, unos 5 minutos. Cortamos el chorizo en rodajas y los añadimos a la cazuela. Removemos todo para que se integren todos los ingredientes.

Es la hora de mezclarlo con los garbanzos cocidos y la taza de agua de cocción que habíamos reservado. Lo cocinamos todo a fuego lento durante unos minutos. Agregamos las espinacas y cocinamos a fuego lento durante 10 minutos para que ablanden las espinacas, revolviendo ocasionalmente.

Condimentamos con sal y pimienta, probamos y rectificamos si es necesario. Servimos en caliente.

Podemos hacer el potaje de garbanzos y refrigerarlo hasta 3 días, no perderá ni un ápice de sabor. Simplemente se calienta suavemente otra vez y listo.

Con estos ingredientes, nos va a salir potaje para 8 personas, si es mucho podemos congelarlo o reducir las proporciones.