Potaje de garbanzos

Buenas recetas de potaje de garbanzos

Potaje de garbanzos con verduras

Potaje de garbanzos con verduras

No hay mejor forma de hacer un potaje sano y sabroso que agregándole muchas verduras y hortalizas, que le van a dar sabor y color, pero muy pocas calorías.

Para que no nos lleve tanto tiempo, he decidido usar unos garbanzos de tarro que ya vienen cocidos y listos para usar, pero si tenéis tiempo podéis hacerlo del modo habitual y deja que cuezan durante 2 horas y media. Así tendremos un rico potaje de garbanzos.

Podéis ahorraros la pastilla de caldo concentrada y utilizar caldo vegetal o de pollo normal.

¿Que ingredientes vamos a necesitar?

  • Aceite de oliva
  • 1 cebolla picada
  • 2 - 3 puerros (la parte blanca)
  • 2 tarros de garbanzos cocidos
  • 1 lata de tomate triturado
  • El zumo de 1 limón
  • 250 ml de vinagre blanco
  • 1 pastilla de caldo vegetal concentrado
  • Agua Caliente según preferencia
  • 400 gramos de espinacas frescas
  • Unas ramitas de perejil fresco picado, al gusto
  • Ajo en polvo al gusto
  • Sal y pimienta negra al gusto

¿Cómo realizar la receta paso a paso?

Paso 1: Pelamos y picamos las cebollas y los puerros, retirando la parte verde de este último. Reservamos.

Paso 2: Enjuagamos los garbanzos ya cocidos y los escurrimos. Los reservamos.

Paso 3: Cubrimos el fondo de una cazuela con aceite de oliva virgen y la ponemos a fuego medio-alto. Añadimos la cebolla y dejamos que se dore y ablande. Añadimos también los puerros y rehogamos todo durante unos minutos.

Paso 4: Añadimos la lata de tomate triturado a la cazuela y removemos. Dejamos que cueza a fuego lento.

Paso 5: Añadimos la pastilla de caldo vegetal desmenuzada con agua caliente hasta cubrir por completo todos los ingredientes y dejamos que siga cociendo para que la pastilla se disuelva.
Una vez disuelto, dejamos que de un hervor antes de añadir los garbanzos. Removemos todo y espolvoreamos ajo en polvo al gusto de su familia.

Paso 6: Lavamos las espinacas, mientras que los garbanzos están cocinándose.
Añadimos las espinacas a la olla y ponemos la tapa. Cocemos a fuego medio de cinco a diez minutos, para que las espinacas se ablanden. Vamos removiendo a menudo.

Paso 7: Exprimimos el limón y lo agregamos junto con el vinagre encima de los garbanzos.
Añadimos sal y pimienta al gusto y revolvemos.
En este punto, podemos servirlo y comerlo ya, o podemos taparlo de nuevo y dejar que se cocine a fuego lento durante media hora más.

Todo dependerá del espeso que queramos que tenga nuestro potaje de garbanzos. Si no lo queremos tan líquido, dejamos que se evaporé un poco y ya está más espeso.

Paso 8: Cortamos el pan para mojar.

Paso 9: Espolvoreamos el perejil a nuestro gusto y servimos bien caliente. ¡A disfrutar!